La alimentación durante la primera infancia es fundamental para sentar las bases alimentarias del resto de la vida, así como también para proteger al niño y la niña de posibles enfermedades. El organismo de los niños y niñas está en pleno desarrollo, motivo por el cual es imprescindible que reciban una nutrición equilibrada.

En los centros operados por Fundación DEHVI, reciben 4 tiempos de comida: desayuno, merienda de la mañana, almuerzo, merienda por la tarde. Los tiempos de comida se basan en una serie de menús diseñados específicamente para la edad y las necesidades de los niños y las niñas,  realizada por una nutricionista que continuamente lo evalúa.